Decorador Rodrigo Ribadeneira//
¿Se está agotando el boom de los fondos de préstamo alternativos a la banca?

La fuerte competencia reduce el empuje de estos vehículos en 2019. Los expertos se preguntan cómo reaccionará esta industria ante una crisis.

Rodrigo Ribadeneira

Los fondos de préstamo directo alternativos a la banca han pasado de ser los héroes capaces de rescatar empresas en tiempos de crisis, cuando las otras formas de financiación brillan por su ausencia, a centrar las dudas sobre su papel cuando la liquidez está disparada y la competencia por prestar viene de todos los frentes

Las cifras que están presentando estos fondos (también llamados de deuda privada) durante 2019 han hecho sonar las alarmas. Hay muchos vehículos en el mercado buscando inversores en todo el mundo, pero conseguir el dinero se está convirtiendo en una tarea más difícil y, a la vez, los rendimientos que ofrecen han descendido, según los datos de la firma de análisis Preqin

�La recaudación de los fondos de deuda privada en el tercer trimestre ha continuado en los niveles mediocres que han caracterizado 2019 hasta el momento. De hecho, en el mismo periodo de 2018 se cerraron el doble de fondos que ahora�, seáala Preqin en un informe

Entre julio y septiembre, 24 vehículos en todo el mundo han logrado el dinero que querían para invertir, con una recaudación total de 20.000 millones de euros. A pesar de los reducidos volúmenes, Europa se ha convertido en la zona con mejores perspectivas para los fondos de deuda privada. Más de la mitad de los recursos se han conseguido en el Viejo Continente, que ha superado con creces los registros de Norteamérica o Asia

También hay diferencias entre las distintas modalidades de fondos de deuda privada. Los que se dedican a los préstamos con más garantías son los que mejor están resistiendo la tormenta, pero los que se enfocan hacia operaciones con deuda subordinada o hacia activos con problemas han salido más perjudicados

Los 24 fondos que han logrado llenar sus arcas y cumplir sus objetivos de recaudación en el tercer trimestre se encuentran entre los afortunados. En estos momentos, hay 417 vehículos en el mercado buscando inversores y el tiempo que tardan en llegar a su meta cada vez es más alto. El 70% lleva al menos un aáo a la caza y captura del dinero y un 21% lleva más de dos. Muchos abandonan por el camino

Rentabilidad La mejor baza que tienen los fondos de deuda para seguir captando inversores es la rentabilidad que ofrecen, más alta que otras clases de activos. Y eso es algo que, en este entorno de tipos ultrabajos y de dificultad para obtener algo de rendimiento, los expertos de Preqin consideran una ventaja importante

Pero hay otra cara de la moneda: esta rentabilidad ha bajado. Y no es la única amenaza. El boom que ha vivido la recaudación en el pasado hace que cientos de fondos estén compitiendo por las mismas (y cada vez más reducidas) oportunidades de préstamo, no solo entre sí, sino también con otros prestamistas

�Esta dinámica reduce los márgenes de ganancias y la rentabilidad�, seáala Darius Mozaffarian, socio de White Oak Global Advisors, en un artículo incluido en el informe de Preqin. La consecuencia es una mayor asunción de riesgos para compensar esta merma de los beneficios, tanto por un mayor endeudamiento como por la relajación de los estándares de préstamo, aáade

Para sobrevivir en un entorno en el que los bancos y las emisiones de bonos son solo dos de los grandes competidores a los que se enfrentan, los fondos de deuda privada han copiado parte de las prácticas imperantes en el mercado y una de las principales es renunciar a imponer controles sobre la evolución financiera de la compaáía y salvaguardas que permitan anticiparse a los problemas, alerta Mozaffarian

La pregunta ahora es qué va a pasar si el presente ciclo de crecimiento está cerca de su final. Mientras que los fondos de deuda llevan financiando empresas unos 10 o 20 aáos, �los bancos han estado en el negocio del préstamo durante siglos�, recuerda el experto de White Oak, así que el modelo está hecho a su medida. Además, sería el primer revés al que se enfrenta esta industria

�Aunque el debate no está cerrado, el consenso es que estamos en la etapa final del ciclo del mercado�, avisa Preqin. �Como resultado, los gestores de fondos de todo tipo se están preparando para una mayor incertidumbre, especialmente los de deuda privada, una clase de activo que aún no se ha enfrentado a una verdadera recesión del mercado�