Informe Otálvora: EEUU mostró en Brasil sus planes para Venezuela postchavista

Venezuela
Japan’s NEC shows off ‘flying car’

Jair Bolsonaro reunido con el Secretario de Comercio Wilbur L. Ross en el Palacio de Planalto el 31JUL19. Foto: Presidencia Brasil

 

Diario Las Américas

 

En la mañana del 01AGO19 tuvo lugar en Brasilia un evento denominado “Reconstrucción venezolana, La perspectiva de la infraestructura”. Se trató de una sesión-desayuno enfocada, según el catálogo del evento, en veinte proyectos críticos para la reconstrucción venezolana con especial interés en el sistema de agua de Caracas, el sistema hidroeléctrico de Guri, recuperación de la producción petrolera en la Faja del Orinoco, el sistema de transporte de pasajeros en autobuses y la recuperación del puerto petrolero de Jose. Los panelistas fueron el Secretario Especial de Comercio Exterior de Brasil Marcos Prado Troyjo, el vicepresidente de Ipsos Public Affairs (empresa patrocinadora del desayuno) Mark Polyak y el vicepresidente para Latinoamérica de la constructora estadounidense Hill International. El ponente principal de esta sesión fue el Secretario de Comercio de EEUU Wilbur L. Ross. La conversación sobre Venezuela formó parte de un evento de tres días organizado por CG/LA Infrastructure en el cual se discutieron grandes proyectos de infraestructura en Suramérica con especial acento en el cambio de escenario que se vive en Brasil con el mandato de Jair Bolsonaro.

La “reconstrucción” de Venezuela en una etapa postchavista era prevista  como una perspectiva de negocios para empresas españolas durante el gobierno de Mariano Rajoy, ha sido mencionada por el colombiano Iván Duque, suele ser tema en numerosos eventos en Washington y en las periódicas reuniones de los organismos de financiamiento multilateral y, también de empresas privadas como las que se reunieron en Brasilia. Los veinte proyectos a que hacía referencia la promoción del evento habrían sido identificados por el gobierno de EEUU junto al “gobierno de Guaidó y otros socios y expertos” y serían de “importancia crítica para la estabilización económica de Venezuela” en área de “energía, infraestructura y medio ambiente” según el alto enviado de Washington.

*****

El Secretario Ross durante su exposición narró que su Departamento, a solicitud del Consejo de Seguridad Nacional encabezado por John Bolton en preparación “para los días posteriores a un cambio de régimen” en Venezuela, desarrolló un enfoque de todo el gobierno de EEUU para la estabilización económica de Venezuela después de la salida de Maduro. “Catorce agencias federales trabajaron durante cuatro meses y produjeron cientos de páginas de elementos de acción y su tiempo por etapas” aseguró Ross quien advirtió que “todo en lo que estamos trabajando son sólo sugerencias”(…) “y será el gobierno de Guaidó que decidirá”. Ross asomó tres etapas de acción: “alivio inmediato”, “inversión del socialismo” y “restauración del crecimiento”. “El corto plazo es un alivio humanitario inmediato y de otro tipo en el primer o segundo mes, el mediano plazo es trabajar para revertir el impacto del socialismo en los meses tres al doce, y el esfuerzo a largo plazo es restaurar el crecimiento económico sostenible” explicó Ross. Para la definición de sus planes, Ross dijo que trabajan “en estrecha colaboración con Brasil y otros países socios en América Latina, así como con instituciones financieras internacionales como el Banco Interamericano de Desarrollo y ejecutivos con experiencia reciente del sector privado en Venezuela“. Cuatro líneas de trabajo habrían sido definidas por los técnicos del gobierno de EEUU para el proceso de estabilización: “energía, estabilización macroeconómica y financiera, normalización agrícola y rehabilitación del sector privado”.

En la etapa del “alivio inmediato” para el sector energético, Ross propone “liberalizar el sector y promover la participación de empresas privadas, incluso de EEUU, a través de la nueva ley de hidrocarburos bajo consideración en la Asamblea Nacional [de Venezuela]”. En esa misma etapa “EEUU aliviará las sanciones, promoverá el crédito comercial nacional e internacional, desplegará asesores técnicos e involucrará a las instituciones financieras internacionales para generar confianza en las nuevas políticas económicas de Venezuela“.

En el lapso para “revertir el socialismo”, entre los meses 3 y 12 del plan, EEUU propone “revisar el banco central, el sistema tributario, las instituciones fiscales, la deuda y el sector bancario de Venezuela en el contexto de un acuerdo a largo plazo con el FMI y la necesidad de estabilidad económica y elecciones libres”.   

*****

En otro aparte de su discurso, el secretario Ross afirmó que en la etapa de “restauración del crecimiento” deberá “ampliarse el ancho de banda y la capacidad de los puertos y puentes clave vital para la minería y el sector de petróleo y gas. Y así, ya estamos comprometidos con el sector privado y las instituciones financieras internacionales para avanzar en estos proyectos”.

*****

El 01AGO19, pocas horas después que el Secretario de Comercio Wilbur L. Ross expusiera en Brasilia las propuestas del gobierno de EEUU para una Venezuela postchavista, en el jardín sur de la Casa Blanca caminando para abordar el helicóptero Marine One, Donald Trump asomó un escalamiento en las sanciones contra el régimen venezolano. Un periodista interrogó a Trump: “señor Presidente, gracias. ¿Está considerando un bloqueo o cuarentena de Venezuela, dada la cantidad de participación extranjera de Rusia, China e Irán?”. Trump sin mayores detalles y moviendo la cabeza respondió afirmativamente “Sí, lo estoy”. El periodista insistió: “¿Lo está considerando?” y nuevamente Trump afirmó: “Sí, lo estoy. Sí. Sí lo estoy”. “Yes, I am. Yes. Yes, I am”, según la transcripción oficial de la Casa Blanca. Se trata de la primera ocasión en la cual el gobierno de EEUU expresamente se refiere a una potencial medida de bloqueo.

*****

Desde el jardín sur de la Casa Blanca, camino a tomar su helicóptero presidencial, Trump se extendió el 30JUL19 en halagos hacia el clan Bolsonaro: “tengo una gran relación con Brasil. Tengo una relación fantástica con su presidente. Y es un gran caballero. Él ha estado aquí, como saben. De hecho, le dicen el “Trump de Brasil“. Me gusta. Es un cumplido. Creo que está haciendo un gran trabajo. Es un trabajo difícil, pero creo que su presidente está haciendo un trabajo fantástico. Es un hombre maravilloso con una familia maravillosa”. Esta última frase pareciera confirmar que Eduardo Bolsonaro, el “hijo cero tres” de Jair Bolsonaro recibirá el beneplácito de la Casa Blanca para ser Embajador de Brasil en Washington. Preguntado Trump por los reporteros sobre un acuerdo comercial con Brasil, respondió: “vamos a trabajar en un acuerdo de libre comercio con Brasil. Brasil es un gran socio comercial. Nos cobran muchas tarifas, pero aparte de eso nos encanta la relación”. Mientras Trump hablaba en los jardines de la Casa Blanca, su Secretario de Comercio permanecía en Brasilia donde era recibido por Bolsonaro y por el equipo económico oficial.

El 31JUL19 Donald Trump remitió al Departamento de Estado un memorándum, amparado en la  Ley de Asistencia Extranjera de 1961, mediante el cual designó a Brasil como “aliado mayor de EEUU no miembro de la OTAN a los propósitos de la ley de Control de Exportación de Armamento” conocido bajo el acrónimo de MNNA. Se trata de una de las iniciativas del gobierno Trump para señalar a Jair Bolsonaro como un socio especial de EEUU en Latinoamérica. La designación no implica una alianza militar pero es una señal política sobre el relacionamiento de ambos gobiernos. En un comunicado conjunto del 01AGO19,  la Cancillería y el Ministerio de Defensa de Brasil asomaron que la industria militar brasileña podría beneficiarse de la condición de MNNA con un mayor acceso al mercado estadounidense, “esperamos facilidades en los trámites para la adquisición de productos de alta tecnología necesarios para programas estratégicos nacionales”. El gobierno brasileño entiende la visita del Secretario de Comercio y la designación MNNA como signos de una nueva etapa de alto relacionamiento con EEUU y directamente con Trump.

*****

El gobierno de Paraguay encabezado por Mario Abdo Benítez estuvo pronto a ser objeto de un proceso de rápida destitución.

La noche del 31JUL19 las diversas fuerzas políticas de oposición el Partido Liberal y el izquierdista Frete Guasú, así como el sector del Partido Colorado controlado por el expresidente Horacio Cartes, se manifestaban por abrir un proceso de impeachment a Abdo y destituirlo para lo cual contaban con los votos necesarios en las dos cámaras del parlamento. La crisis política había comenzado el 25JUL19 cuando trascendió un conflicto a nivel de las máximas autoridades del sector eléctrico, enfrentadas por los términos de un acta firmada por las cancillerías de Brasil y Paraguay sobre tarifas, cargas y reventa de excedentes de la electricidad procedente de la hidroeléctrica binacional de Itaipú. Secretismo, traición a la patria, ceder a los intereses de empresas brasileñas en desmedro de Paraguay fueron señalamientos contra el gobierno de Abdo. El 29JUL19 el canciller paraguayo Luis Castiglioni y el embajador en Brasilia renunciaron a sus cargos así como varias autoridades del sector eléctrico pero estas movidas no contuvieron la creciente ola de a favor de un impeachment.

Mientras la temperatura de la crisis en Asunción subía, los gobiernos de Brasil y EEUU se pronunciaron expresamente en apoyo a Abdo. En la noche 31JUL19 el  Embajador estadounidense en Asunción Lee McClenny escribió en la cuenta Twiter oficial: “la Embajada expresa su profunda preocupación por la situación actual. Estamos siguiendo de cerca los acontecimientos políticos y esperamos que se respeten los procesos democráticos y la Constitución Nacional… tomando decisiones con calma y en forma participativa, asegurando el debido proceso, otorgando los plazos necesarios a las partes y considerando todas las pruebas”. La cancillería brasileña emitió en la mañana del 01AGO19 un comunicado resaltando las “excelentes relaciones entre los dos países” logradas por “la excelente relación personal” entre los presidentes Abdo y Bolsonaro y “la coincidencia de sus visiones estratégicas”. Temiendo un proceso de enjuiciamiento contra Abdo, Itamaraty advirtió que “al reiterar el total respeto al proceso constitucional de Paraguay, el Brasil confía en que el proceso sea conducido sin ruptura del orden democrático, en respeto a los compromisos asumidos por Paraguay en el ámbito de la cláusula democrática del Mercosur”. El propio Bolsonaro manifestó su inquietud por la suerte que podía correr su colega paraguayo: “el problema es que en Paraguay el impeachment usted lo hace en 72 horas” dijo el mandatario brasileño en referencia al procedimiento expeditivo contemplado en la Constitución paraguaya que en 2012 permitió la destitución del izquierdista Fernando Lugo.

*****

El recién designado canciller paraguayo Antonio Rivas Palacios planeaba viajar a Brasilia el 02AGO19 para formalizar ante Brasil la decisión de su gobierno de anular el acta del 24MAY19. Pero la rapidez con la cual se movía la crisis política en Asunción hizo que Abdo y Bolsonaro acordara apresurar los pasos para dejar sin efecto el acta y convocar a nuevas negociaciones técnicas tratando de desinflar la presión que amenazaba con dar al traste con el gobierno paraguayo. Bolsonaro y su canciller Ernesto Araújo acordaron el 31JUL19 una operación de salvataje para su aliado paraguayo. Itamaraty instruyó a su embajador en Asunción Carlos Simas Magalhães para proceder a suscribir con la cancillería paraguaya un acta dejando sin efecto la anterior en la cual “ambas Altas Partes Contratantes instruyeron a las instancias técnicas en el ámbito de la Itaipú Binacional a retomar las reuniones”. La firma del embajador brasileño Simas Magalhães y del embajador paraguayo Federico González dejaron sin efecto la polémica acta sobre las contrataciones de electricidad. El movimiento a favor de la destitución presidencial perdió fuerza ante el anuncio del Partido Colorado, que es el partido de Abdó, de darse por satisfecho con la anulación del acta.    

Casi inmediatamente la Embajada de EEUU escribió “hemos observado de cerca y con consternación los acontecimientos recientes y aplaudimos la prudencia de los líderes para encontrar una salida viable. Respaldamos los esfuerzos del Presidente @maritoabdo a favor de la transparencia”. La crisis paraguaya aparentemente quedó superada en buena medida por el respaldo político llegado desde Brasilia.

*****

Venezuela un problema global”, el más reciente libro de Edgar C. Otálvora, está disponible en Amazon.

 

@ecotalvora