Renunció el director de Cárceles tras la fuga del mafioso Morabito y otros tres reclusos

Hard Rock Punta Cana
¿Quién es Joao Maleck, el futbolista que mató a pareja recién casada?

El director del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR), Alberto Gadea, renunció este martes a su cargo luego de que se fugaran de la Cárcel Central los reclusos Rocco Morabito, Leonardo Abel Sinopoli Azcoaga, Matías Sebastián Acosta González y Bruno Ezequiel Díaz en la noche del domingo, informó el Ministerio del Interior en un comunicado.

La cartera dirigida por Eduardo Bonomi dijo que además resolvió disponer el inicio de sumarios administrativos (algunos con medidas y otros sin medidas) a funcionarios de Cárcel Central según sus responsabilidades y/o competencias.

Leé también

Quiénes son los delincuentes que se fugaron con Rocco Morabito La decisión se tomó luego de una reunión entre el ministro y varias autoridades de Interior.

Según supo El Observador , en el encuentro las autoridades habían manifestado que no tenían dudas de que las fugas fueron posibles gracias a la complicidad de algunos guardias o funcionarios policiales, ya que se burlaron en forma descarada de todas las medidas de seguridad. “Los tipos que se escapan no son adivinos. Alguien tiene que haber contado por dónde ir… Eso no se arregla de un día para el otro”, dijo el subsecretario Jorge Vázquez .

“El núcleo de quien arregló estas cosas está ahí adentro”, agregó el viceministro.

Leé también

Inteligencia carcelaria advirtió sobre la fuga de Rocco Morabito hace un año Morabito, junto con Matías Sebastián Acosta González, que esperaba su extradición a Brasil, y Bruno Ezequiel Díaz, detenido a pedido de Argentina por un delito de homicidio, se escaparon por la azotea del centro penitenciario luego de hacer un boquete y entrar por una ventana a un apartamento del quinto piso del edificio que se encuentra al lado de la cárcel. Leandro Abel Sinopoli Azcoaga –preso por un delito de falsificación de documento y hurto a pedido de la Justicia de Brasil–, mientras tanto, salió caminando por una puerta lateral del edificio central de la Jefatura de Policía de Montevideo, que está al lado de la cárcel, sin que nadie lo detuviera.

Leé también

Así fue como Morabito y los otros tres detenidos se escaparon, según dueña del apartamento En la reunión, uno de los funcionarios había afirmado que un jerarca podía ser cesado. “Es más fácil darle salida a un cargo de confianza…”, admitió Vázquez ante la explicación técnica que aportó otro funcionario policial participante de la reunión, quien explicó que Gadea, al no ser “un funcionario institucional (…) la única consecuencia es que deje el cargo”.

En el encuentro, los jerarcas habían resuelto pedirle que elaborara una lista o un “organigrama” que jerarquice el nivel de “implicancia” de los funcionarios, para comenzar con los sumarios cuanto antes.

El gestión en las cárceles ha sido uno de los principales dolores de cabeza de la gestión de Bonomi y el cargo de director ha sido ocupado por tres personas en los últimos tres años. 

Gadea había asumido en noviembre de 2018, tras la salida de Gonzalo Larrosa, quien renunció luego de que se conociera que brindó información falsa respecto a la muerte de un interno.

Larrosa había sido designado en marzo de 2017 tras la renuncia del anterior director, Crisoldo Caraballo, quien se fue por diferencias en el funcionamiento del instituto, especialmente por la falta de recursos.