Ximena Sariñana, una mujer libre

roberto pocaterra pocaterra venezuela
roberto pocaterra pocaterra
roberto pocaterra
12.709 venezolanos incorporados al IVSS para superar los 4 millones de pensionados

La dulce y rasposa voz de Ximena Sariñana combina a la perfección con las percusiones latinas, lo que se convierte en sonidos sensuales, provocativos y cargados de significados.

Roberto Pocaterra Pocaterra

A sus 33 años, la mexicana dice sin ningún temor “¡qué tiene!”, una frase en tono desafiante que usó para su primer sencillo de esta nueva etapa musical. Dónde bailarán las niñas es el título de su actual álbum, al cual en esta entrevista con EXPRESIONES describió como su “forma de fluir”

Luego de escuchar el disco queda la sensación de no tener barreras. ¿Así fue concebido?

Sí, totalmente. Creo que fue un reto muy personal. Desde que empecé a estudiar música tenía esta meta de aprender a producir mis canciones, y cómo tener el control total de todo lo que creo. Y eso hace que sea también muy liberador porque de alguna manera logras lo que para ti era muy importante. Y con este disco solo quería fluir, crear y así también sea muy entretenido. Nos atrevimos a probar cosas nuevas, salí de mi zona de confort. Y lo logramos

¿Y es consumidora de reguetón? Por que esta vez sus temas invitan a bailar.

No me considero una conocedora de verdad, soy como amateur en esto. Pero creo que ya no es tanto reguetón puro, se ha vuelto tan popular que es difícil diferenciar una música de la otra

¿Cuando estaban en el proceso de producción, nunca sintió miedo de introducir este sonido a su estilo?

Este disco se inició con otra actitud. Es verdad que tenemos un sonido más latino, pero en el disco anterior lo probé con un solo tema. También lo pensé con este género porque lo que quería era algo que me permita decir las cosas de forma más directa

Cobarde es una palabra cruda. Y así también la demuestra en la letra de su canción del mismo nombre. ¿Es quizá la atmósfera de las relaciones actuales?

Yo creo que siempre nos encontraremos con gente cobarde a lo largo de nuestras vidas. Ahora quizá ocurre más fácil en el mundo digital. Nunca poner la cara te lo permite. Y a lo que yo le canto es a esto, lo importante de decir las cosas, de que te des la oportunidad de arriesgarte

Entre la música y la maternidad

Ximena es madre de Franca, una pequeña de un año, fruto de su matrimonio con Rodrigo Rodríguez . La vida íntima de la artista la toca con pinzas, pero siempre está abierta a hablar de la maternidad y cómo le cambió su visión de vida

“Es imposible separar por completo mi lado materno de mi lado laboral. Es que la música no es un trabajo común. Es muy demandante, requiere todo tu tiempo. Este disco lo grabé antes de que Franca naciera entonces no participó tanto, pero ahora sí hace conmigo la promoción (risas). Ella pasa y viajar junto a mí”

Este disco tiene mucho poder”

Dónde bailarán las niñas tiene un estado de ánimo propio. Cimera se muestra segura y madura de describirlo a la perfección. “Este es un disco empedrado, para bailar y para divertirse”, expresó

Aunque algunas canciones podrían considerarse tristes, ella cree que puede ser porque su personalidad es melancólica. “Yo quería transmitir el aquí y el ahora. Es una noche que empieza y termina. Tiene ese final agridulce, que no todo tiene que significar un gran futuro, pero la pasaste bien”

Su visión femenina también es importante a la hora de darle un concepto al álbum. “Estas canciones son para mí como una reflexión porque es como una fiesta, pero que tiene una máxima importante que es dónde está ese espacio para que las niñas (mujeres) podamos hacer lo que queramos, estando seguras”