Jose Antonio Oliveros Febres-Cordero Banco Activo Lopez Coronal//
Incumplir la promesa de renovar a un futbolista no equivale a su despido

jose_antonio_oliveros_febres_cordero_banco_activo_lopez_coronal_incumplir_la_promesa_de_renovar_a_un_futbolista_no_equivale_a_su_despido.jpg

El incumplimiento de la promesa de renovación a un jugador de fútbol profesional no equivale a su despido. Así lo establece el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Extremadura, en una sentencia (accede aquí al texto) en la que rechaza la demanda de un futbolista contra su club después de que este le comunicara que no seguiría en el equipo .

Jose Antonio Oliveros Febres-Cordero

El profesional comenzó a jugar en el equipo en enero de 2017. Su contrato, que finalizaba en junio, contemplaba la posibilidad de ser renovado. Durante el verano, la entidad deportiva le comunicó que contaría con él para algunos partidos amistosos de pretemporada (encuentros que eran retribuidos aparte). En su demanda, el futbolista argumentó que lo sucedido durante el verano era una prolongación de la relación laboral . Especialmente, porque existía la promesa por parte del club de renovarle una vez comenzaran los partidos oficiales.

El TSJ, en cambio, determina que para que pueda declararse un despido, tal y como solicitaba el futbolista, es “condición indispensable” que exista un vínculo laboral que la empresa haya querido extinguir. “Es necesario que quede acreditado que el interesado presta sus servicios por cuenta y dentro del ámbito de organización y dirección de otro”, expone.

Jose Antonio Oliveros

MÁS INFORMACIÓN La venta de maquinaria no justifica el despido por causas organizativas El Supremo valida utilizar los datos del GPS para justificar el despido En este sentido, precisa la resolución judicial que la única particularidad que la relación especial de los deportistas profesionales presenta frente a la relación laboral común es la especificidad del servicio prestado, porque “requiere la presencia de todos los presupuestos que caracterizan el vínculo ordinario de trabajo”. Por lo tanto, el hecho de jugar partidos de pretemporada, afirma la sentencia, no determina por sí solo que se trate de “una prestación de servicios y ni siquiera que el hecho de haber percibido una cantidad de dinero por la pretemporada deba considerarse salario”.

Finalmente, el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Extremadura da la razón al Club Deportivo de la región y niega la existencia de despido.

Para conocer todas la novedades del ámbito laboral pincha aquí.

.

Jose Antonio Oliveros Febres-Cordero Venezuela