Padre Alfredo Farache 100% Banco//
Crónica de la semana : Parranda de tiros acabaron con un funcionario policial

padre_alfredo_farache_100_25_banco_cronica_de_la_semana_parranda_de_tiros_acabaron_con_un_funcionario_policial.jpg

Luis Enrique Hurtado R. @01luishurtado Cayó la noche y en el estado Monagas, un grupo de amigos aprovecharon el primer sábado de diciembre para celebrar la llegada de la Pascua. Copas se intercambiaban de un lado a otro, a medida que los sujetos parrandeaban por la calle Manuel Reyes de Caicara, pero el contagiante ambiente decembrino se disipó al ruido de múltiples tiros, los que asesinaron a Julio César Padrón, de 44 años. Desde la distancia, un presunto delincuente conocido en el municipio Cedeño, lo precisó y en un descuido de la víctima, lo acribilló a balazos. La gente corría por doquier mientras que las detonaciones se hacían más intensas. Tras calmarse la balacera, aproximadamente a las 9:30 de la noche, los presentes acompañados del miedo, volvieron a salir de sus hogares a conversar sobre lo ocurrido y se toparon con el cadáver del hombre, sobre un charco de sangre en el pavimento. Momentos más tarde, se supo que Julio César Padrón, era funcionario de la Policía del estado Monagas. A partir de ese momento, empezaron a entretejerse versiones que pudieran explicar el móvil de tal hecho de sangre. Por “golletero” Este término lo usan los caicareños para referirse a aquellas personas que les encanta anotarse en las parrandas, consumir licor y no aportar económicamente para comprar más bebidas, valiéndose de un poder que ejercen, bien sea por su profesión, ocupación o cercanía a elementos de Autoridad. Fue el principal rumor que aconteció en la escena del crimen, los presentes aseguraron que el hombre también mantenía relaciones sentimentales con una dama del municipio y solo acudía a ese lugar para compartir con ella, ir de fiesta y luego regresar a Maturín, a seguir cumpliendo con sus funciones policiales. Posiblemente en medio de la celebración, este haya tenido diferencias con cualquier otro sujeto y en venganza, le cobró “el ron”, con la muerte. A las 11:50 de la noche, al sitio de la escena de sangre acudió una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), para proceder con el levantamiento del cadáver, colectar las evidencias de interés forense y trasladar el resto humano a la morgue del Hospital Universitario “Dr. Manuel Núñez Tovar” (Humnt), en la capital del estado Monagas. Venganza de criminales Otras de las versiones que surgieron al calor del suceso, fue una presunta venganza que ejercieron criminales que operan en el centro de Caicara, al enterarse de que Padrón, era funcionario activo de la Policía del estado Monagas. “Este crimen pudiera explicarse como una lucha de poderes, el policial con el delincuencial”, explicó un sujeto conocedor del caso que se encontraba en las afueras de la Unidad de Anatomía Forense, agregando que “los malandros de Caicara no andan comiendo cuentos; cuando se sienten amenazados o picados , accionan sin preguntar ni investigar, también pudo ser un robo de pistola”, dijo el declarante.

Luis Alfredo Farache