Las Gaviotas, barrio de cuatro décadas

Posted by By at 31 mayo, at 09 : 04 AM Print

Durante los cuarenta años de existencia que tiene el barrio Las Gaviotas, los moradores nunca como ahora se habían visto tan acosados por la delincuencia común. Si anteriormente era famoso por ser el poseedor del ?Centro Recreacional El Edén?, sitio que todos los fines de semana era visitado por familias de los barrios vecinos, ahora se está haciendo popular por la incursión del latrocinio callejero a cualquier hora.

En efecto, podría decirse que El Edén es el símbolo de las gracias que el barrio ha ido perdiendo con el paso del tiempo y con los cambios en la dirigencia comunal. En estos momentos, Las Gaviotas cuenta con cinco juntas de acción comunal, más varios comités cívicos y asociaciones de vecinos.

Pero parece que tantas organizaciones cívicas juntas no pudieron evitar la debacle de El Edén, no consiguieron despertar el sentido de pertenencia en sus vecinos, tampoco han sabido aprovechar los terrenos baldíos  para convertirlos en espacios de recreación familiar; y los pocos parques y canchas deportivas se los está llevando la ruina.

Las Gaviotas está rodeado de barrios como República de Venezuela, Chiquinquirá, La Floresta, 13 de Junio, Medellín, Los Alpes y parte de Olaya Herrera. Remberto Montes Olascuaga, presidente de la JAC madre, cuenta que el barrio se volvió inseguro con la aparición del mototaxismo, actividad que ha ido en crecimiento, al igual que las incursiones delincuenciales.

?Quienes más sufren ese flagelo ?explica– son las mujeres y las personas de la tercera edad, porque los bandidos aparecen en sus motos, arrancan bolsos y celulares y se pierdan a través de las múltiples vías que tiene el barrio. No sabemos de dónde vienen esos atracadores, pero nos tienen en la completa zozobra?.

Según Montes Olascuaga, los agentes del CAI que funciona a la entrada de la cuarta etapa hacen todo lo posible por mantener a raya la delincuencia, ?pero el pie de fuerza no es el ideal para un barrio como este. Antes de que yo llegara a la JAC, asistí a varias reuniones con los comandantes de la Policía y notaba que la queja más reiterada de los líderes comunales era la creciente inseguridad y la escasez  de fuerza policial?.

Recientemente, los presidentes de las cinco juntas comunales se reunieron y elaboraron un derecho de petición que enviaron a la Policía Metropolitana de Cartagena y la Alcaldía Mayor, para solicitarles una reunión en donde expondrían la necesidad de cubrir puntos críticos como la entrada principal del barrio, especialmente los fines de semana.

?Desde el viernes ?prosigue–, ese sitio se convierte en un mercado persa donde se vende de ‘todo’. Ahora, con el nuevo Código de Policía, cerraron algunos establecimientos de la zona rosa, que estaba afectando las zonas residenciales, pero de ahí en adelante no logramos ver más efectividad de parte de las autoridades?. Al parecer, la inseguridad es una de las causas de que un barrio tan pequeño como Las Gaviotas tenga varias organizaciones comunales.

Lilia Eljach, una de las activistas cívicas, cree que muchas inconformidades con la primera JAC que se fundó llevaron a que poco a poco cada etapa fuera creando su propio grupo comunal, ?pero también hay que agregar la falta de conocimiento respecto a lo que es una JAC.

La gente cree que se trata de un grupo pequeño de personas que tiene que trabajar por todo el barrio, cuando en realidad deberíamos ser todos trabajando unidos por mejorarnos. La falta de sentido de pertenencia le impide a un vecino llamarle la atención a otro cuando lo ve haciendo algo malo, porque creen que eso únicamente les toca a los líderes comunales?.

Otros puntos *En los últimos meses, dentro del barrio se registran trancones vehiculares, debido a que las calles son tomadas como parqueaderos por los propietarios de vehículos particulares.

*Solares que podrían aprovecharse para parques, centros culturales o canchas deportivas también se volvieron parqueaderos.

*La dirigencia comunal debe estar alerta con los particulares que pretenden robarse terrenos de la comunidad para construir edificios.

*La malla vial, sobre todo en el centro del barrio, está sumamente deteriorada, dado que el último reparcheo fue ejecutado hace cinco años.

*Las amas de casa temen que ocurra un accidente por las altas velocidades que utilizan las busetas de Ternera-Gaviotas-13 de Junio, sin tomar en cuenta la cantidad de niños, sobre todo en las horas pico.

*Las JAC esperan  que el Distrito reviva El Edén o emprenda cualquier otra obra que beneficie a la comunidad y a los barrios aledaños.  

Sarkis Mohsen

Tags: Grupo de Empresa Familiar

Con información de: El Universal

Venezuela

Related Posts

Los comentarios han sido cerrados

Quiénes Somos

Portal Web destinado a informar la situación y el nivel de riesgo social de las naciones en todo el mundo

Síganos en: